CARGANDO

Cultura Corporativa, millenials y centenials

El coworking es el resultado del cambio en las expectativas respecto a los espacios de trabajo. Pero, ¿por qué está ocurriendo esto? En el pasado, las compañías corporativas resultaban atractivas porque ofrecían a sus empleados una sensación de seguridad (ya fuera real o percibida). Sus trabajadores se incorporaban a la empresa con la esperanza de acabar consiguiendo ascensos dentro de la compañía, y finalmente, construir una relación de por vida con sus empleadores…

Sin embargo, la mayoría de los jóvenes profesionales, a los que cariñosamente podemos llamar “Saltamontes laborales”, estarían de acuerdo en que incluso dos años es demasiado tiempo de permanencia en una empresa. Aunque hay muchas razones para impulsar este cambio de mentalidad, es el momento de mirar hacia atrás y descubrir lo que se ha convertido en irrelevante en la cultura corporativa.

Han sido muchas las fuerzas que han fomentado el movimiento de la mentalidad tradicional corporativa hacia los espacios de trabajo flexibles y colaborativos. Para empezar, el auge de las tecnologías móviles que garantizan un acceso de los trabajadores 24 horas al día, 7 días a la semana y la capacidad para trabajar a distancia.

Además, la reciente crisis económica ha provocado el aumento de prácticas no remuneradas, y la disminución de ofertas de trabajo a jornada completa, así como el aumento de profesionales desempleados que han ido descubriendo oportunidades de trabajo alternativas.

Por otro lado, la tasa de desempleo sigue creciendo, especialmente en los menores de 30 años. Con este panorama, las nuevas generaciones están aprendiendo rápidamente la creación de sus propios empleos y la adopción de nuevas formas de colaboración.

Otro factor importante ha sido la incapacidad de la empresa tradicional para evolucionar e incorporar los valores de la nueva generación de trabajadores. Estamos llegando a un momento crítico en el que las empresas deberían empezar a revisarse y reformularse, si quieren continuar siendo rentables.

Presentando a “La Generación del Milenio”

Esta generación tiene más de 375 millones de integrantes (a nivel mundial) y para el 2025 supondrá el 75% de la fuerza laboral. Parece claro que las necesidades de la Generación Y, también conocida como la “Generación del Milenio”, y las de los espacios de trabajo no están sincronizadas. “La Nueva Frontera del Talento”, de Kelly Services, estima que esta generación será la que impulse definitivamente un cambio en el espacio de trabajo. Para ellos, la línea entre trabajo y vida personal se ha difuminado con el auge de la tecnología móvil.

Aunque son la primera generación dispuesta a trabajar más horas, también esperan que el espacio de trabajo no sea solo para trabajar, sino que exista interacción social y aprendizaje compartido.

Un artículo en Forbes esta nueva generación de trabajadores no solo se desarrolla en espacios de trabajo altamente colaborativos, sino que este requisito se ha convertido en clave a la hora de elegir dónde trabajar”.

Adiós a las costumbres rígidas

Una compañía, que apareció al principio de los 2000, demostró que era posible tener un negocio de éxito con una cultura corporativa innovadora y centrada en el empleado. Google, con sus masajes gratuitos y sus carritos de ida y vuelta, cree firmemente que el espacio de trabajo debe proporcionar apoyo y facilidades a sus empleados, para que puedan disfrutar de estar en él, y, finalmente, trabajar mejor.

Hoy en día, start-ups y compañías jóvenes están siguiendo una filosofía similar. No es raro ver tentadoras ofertas de trabajo con horarios flexibles y cervezas al terminar la jornada. Sin embargo, más allá de las compensaciones y los beneficios, todo se reduce a las personas. Las empresas que ponen a sus empleados en el centro podrán contar con productivos empleados de la Generación de los millenials y centenials, que, muy probablemente, se convertirán por sí mismos en embajadores de la marca.

Tras comparar varias culturas corporativas y distintos formatos, podemos ver que hay varias técnicas que son cada vez más irrelevantes, especialmente con la llegada del gen de los millennials y centenials.  A continuación mostramos una lista de las tácticas que deberían ser eliminadas de la planificación estratégica 2013, porque ya no se ajustan a la nueva generación de trabajadores.

El enfoque “de arriba a abajo”

Este formato sencillamente ha dejado de funcionar. Los jóvenes profesionales que se incorporan a la fuerza laboral están más formados que nunca, y eso les empodera para cuestionar la autoridad. “Han crecido cuestionando a sus padres, y ahora cuestionan a sus jefes”, comenta el profesor Jordan Kaplan en un artículo para USA Today. “Es también mucho menos probable que respondan al tradicional tipo de gestión del ordeno y mando”.

Esta generación de trabajadores quiere sentir que participa y que tiene influencia en la dirección de la compañía. Los gerentes que crean un ambiente participativo, en el que se anima a los empleados a para tomar la iniciativa, tanto para colaborar con sus compañeros como para ofrecer soluciones innovadoras, obtendrán unos mejores resultados.

Tiempo invertido y metas alcanzadas

Para muchos gerentes, es difícil entregar la autoridad sobre las horas de trabajo a sus empleados, pero puede ser la clave del éxito. Las empresas que exigen a sus trabajadores que lleguen a determinada hora, que trabajen un número de horas predefinidas al día y que cronometran cada tarea que se realiza, tendrán que enfrentarse a importantes protestas.

El “de 8 a 12 y de 2 a 6” tradicional ha muerto

En un mundo en el que la flexibilidad en el trabajo es cada vez mayor, las empresas deberían empezar a ver los beneficios de adoptar un horario de trabajo flexible. Como mencionamos previamente, a los trabajadores millenials y centenials no les importa echar más horas para conseguir sus objetivos laborales –siempre y cuando puedan elegir ellos mismos cuándo. Hoy en día, la filosofía a adoptar es medir la productividad en base a los objetivos conseguidos, en lugar de a las horas invertidas. Si necesitas pruebas de que esto funciona, aprende como Best Buy utilizó los «Resultados del Espacio Exclusivamente Laboral” para empoderar a sus empleados y aumentar la productividad.

Ciclos de evaluación del desempeño

Aunque la revisión de objetivos y  metas cumplidas es un momento importante tanto para el trabajador como para el gerente, muy pronto dejará de ser suficiente. Las empresas que no se adapten se quedarán preguntándose por que sus millenials y centenials se van tan rápido como llegaron.

Esta generación trabaja a un ritmo mucho más rápido y necesita un feedback constante sobre sus resultados, lo que les da la oportunidad para mejorar. En lugar de esperar a sus revisiones del desempeño, las empresas deben tener en cuenta la organización de sesiones regulares y constructivas. Sea cual sea el formato, estas generaciones esperarán respuestas inmediatas de sus gerentes y, más importante, la alabanza genuina de sus logros.

Los espacios de coworking pueden ser la respuesta

Al entender las características de los millenials y centenials, no es sorprendente que el coworking se haya convertido en un fenómeno a nivel global. Pero el coworking no tiene por qué estar restringido para freelancers o emprendedores. Las empresas pueden aprovechar los beneficios de los espacios de coworking (aumento de la flexibilidad, la interacción social, los entornos innovadores), a la vez que reducen los costes de alquilar una oficina. El factor decisivo a la hora de permitir a los empleados trabajar de manera flexible y móvil es una cuestión de confianza –¡y te sorprendería el impacto positivo que puede tener!

1,7 millones de personas trabajarán en espacios de coworking hacia finales de 2018

De acuerdo a estimaciones, hacia finales de 2018 habrá 1,7 millones de personas trabajando en alrededor de 19 000 espacios de coworking por todo el mundo. Al contrario que las expectativas del año pasado, no disminuyó el porcentaje de nuevos espacios de coworking. El 29 % del total de espacios de coworking se abrieron en el último año, casi la misma proporción que en 2017. Por otro lado, el número de socios no creció tan rápido como se esperaba.

A día de hoy, un espacio de coworking está prestando servicio a un promedio de 83 socios (+ 10%). Si tenemos en cuenta los valores máximos y mínimos atípicos, entonces el promedio se duplica. Casi uno de cada cuatro espacios de coworking cuentan actualmente con 150 o más socios (23 %).

Las ampliaciones avanzan con fuerza

Alrededor de dos de cada tres espacios de coworking planean ampliar sus instalaciones en 2018, un poco menos que el año pasado. Sin embargo, dado que hoy existen más espacios de coworking, el volumen total de ampliaciones es mayor.  En promedio, cada espacio de coworking planea ampliar su superficie en un 70 %.

Un tercio de estos planean abrir al menos un local más. En torno a un cuarto quieren ampliar su espacio de coworking ya existente, y aproximadamente uno de cada doce quieren mudarse a espacios más grandes. Es más habitual que sean espacios de coworking rentables los que planean ampliaciones, y no tanto los que son poco rentables. No obstante, aun en el caso de estos últimos, el porcentaje sigue siendo de en torno al 50 %. Las cifras solo descienden en lo referido a la apertura de nuevos locales.

Los planes de ampliación se basan en estimaciones optimistas de tipo general que no han variado en relación al año anterior. Cuatro de cada cinco espacios de coworking esperan un crecimiento en la cantidad de socios y casi la misma cantidad esperan tener mayores ganancias. En general, cada vez hay más operadores de espacios de coworking que ven el futuro con optimismo.  

Los socios cada vez son un poco más leales

Los socios también juegan un papel importante. Tres de cada cuatro no planean abandonar su espacio de coworking o al menos seguirán ahí un año más, algo más que en la última encuesta, aunque menos que en años anteriores. En las grandes ciudades, donde los socios pueden elegir entre más espacios de coworking, nuevamente los valores son peores que en ciudades más pequeñas. A pesar de ello, el grado de lealtad se ha mantenido similar. Los socios que han estado en un espacio de coworking durante mucho tiempo suelen ser los más leales. En comparación con el año anterior, la lealtad aumentó de forma significativa de forma proporcional a la antigüedad de la afiliación.

¡En busca de más socios!

Aun así, de acuerdo a los operadores secundarios, el mayor desafío sigue siendo captar nuevos socios para los espacios de coworking. Otro problema enumerado por los operadores es la carga general de trabajo (31 %). El tercero y cuarto en la lista de mayores problemas son los precios de las propiedades (31 %) y la (creciente) competencia entre espacios de coworking (28 %).

La mayoría de operadores creen que la cantidad de espacios de coworking en sus ciudades es perfecta tal y como está. Algunos más que el año anterior afirmaron que hay demasiados espacios de coworking (17 %). En las grandes ciudades, esta opinión es compartida por un número considerablemente mayor de operadores (25 %), proporción que, sin embargo, sigue siendo igual a la del año pasado. Un 22% creen que hay lugar para más espacios de coworking en su ciudad. En esto, tampoco ha cambiado nada.

Las tendencias del coworking en 2018

Este año, hemos preguntado a los participantes cuáles son las tendencias que ven en el sector del coworking para 2018. Con un simple análisis de frecuencia de repetición de palabras, las tres palabras más habituales fueron “más”, “espacios”, “coworking”. Si bien es cierto que esto, por sí solo, no dice nada, un análisis más detallado confirma que esta es, de lejos, la tendencia más común.

En base a las preguntas abiertas, pudimos identificar que, aparte de más espacios, hay otras cinco grandes tendencias. (1) Los operadores esperan que hayan más espacios de coworking especializados en nichos concretos y que se diferencien de forma considerable de sus competidores. (2) Esperan que haya más grandes empresas usando espacios de coworking, así como mayores niveles de cooperación con ellas. (3) Sin embargo, la fuerte competencia llevará a una consolidación que propiciará la salida de más espacios de coworking fuera del negocio. (4) Para evitar esta suerte, se centrarán en construir una comunidad más sostenible y (5) organizar más actividades (comunitarias).

Técnicas para aumentar tu energía en gotowork

Cuando tu entorno de trabajo es un versátil espacio de coworking como gotowork, donde tienes todas las comodidades, incluyendo salas de estar, salas de juntas de varios tamaños, espacios para tomar café o para tomar un poco de aire, resultaría provechoso utilizarlas todas – además del conjunto de variadas habilidades de tus compañeros coworkers.

Aquí tienes seis consejos para impulsar tu energía en esos días en los que tu cuerpo se niega a estar a la altura de las geniales ideas que tienes en la cabeza. Es la hora de combinar los talentos de tus colegas coworkers con las instalaciones de gotowork para darte una inyección de energía.

1. Bebe más agua y menos café.

gotowork cuenta con un espacio agradable para tomar café y compartir con tus colegas coworkers.  Cuando te sientas fatigado en tu mesa, podrías relajarte en la cocina; sin embargo, en lugar de ir por el décimo café del día, intenta cambiarlo por agua mineral, porque demasiado café deshidrata.   Las investigaciones demuestran que la cafeína tiene un efecto diurético cuando se consume en grandes cantidades – más de 500 o 600 miligramos (el equivalente a 5-7 tazas de café) al día.

Desgraciadamente, el aroma del café puede resultar estimulante para algunas personas, pero mantén siempre en mente que incluso la más ligera deshidratación puede hacerte sentir cansado. La solución más equilibrada es no beber más de 3 cafés al día. Cuando estés cerca de la cocina poniéndote a prueba con la máquina de café, prueba a beberte primero un vaso grande y frío de agua, y observa si te hace sentir mejor. 

2. Da un paseo

Ve a un área de descanso de tu espacio cuando necesites recargarte. Habla con alguien que esté por allí de cualquier cosa, pero no te hundas profundamente en un sofá y te olvides de tus tareas urgentes.  Preferiblemente deja el celular en tu puesto y desconéctate!

Lo que puedes hacer es: hacer un nuevo amigo, e invitarle a dar un paseo.  Aunque parezca que salir a dar una vuelta cuando estás agotado es el camino más rápido para sentirse aún peor, es todo lo contrario. Lo expertos afirman que aumentando la actividad física –especialmente al caminar- aumentamos la energía.  Que tal un paseo por la terraza, por el golfito y pasar un rato en el gimnasio?

En experimentos llevados a cabo por la Universidad de California, se demostró que un rápido paseo de 10 minutos no solo aumentaba la energía, sino que sus efectos permanecían hasta dos horas. Y si el paseo diario de 10 minutos se mantiene durante tres semanas, el nivel general de energía y el buen humor aumenta.

Así que haz un nuevo amigo, sal con él a dar un paseo, y toma un poco de luz natural y aire fresco. Ambos regresarán a vuestras mesas renovados!

3. Date un masaje

¿Te has dado cuenta de que algunos aeropuertos ofrecen rápidos masajes de pies? Y de verdad alivian y reviven los pies cansados. También puede aplicarse a los espacios de coworking. 

Un rápido masaje de 20 minutos puede rejuvenecerte de manera instantánea y cambiar tu humor, especialmente cuando te sientes perezoso. Después de un masaje, la circulación mejora y la sangre se mueve mejor. Se reduce la fatiga, ya que se elimina el ácido láctico de la sangre. Cuando estás constantemente sentado en tu puesto, incluso aunque la sangre esté circulando constantemente por todo tu cuerpo, puede que algunas venas y arterias no están expandiéndose y contrayéndose adecuadamente, lo que permite la acumulación de residuos en estas zonas. Algunos músculos se tensan y puede reducirse el flujo de sangre al cerebro. La relajación de estos músculos puede ayudar a que la sangre fluya con mayor libertad, inyectando energía a cada músculo y a todo tu cuerpo.

Que tal ponernos todos de acuerdo y traer a un equipo experto en masajes?  Es el tio de cosas que podemos hacer en gotowork! Beneficios para todos, mientras trabajamos en red, intercambiamos habilidades, y se benefician todos los miembros!

4. Comparte snacks energéticos

¿Que tal reunirnos entre varios miembros de gotowork y compartir una cesta de snacks energéticos que rote y cada semana sea responsabilidad de una persona?  Otra idea es que cada persona del espacio contribuya con un snack para la cesta cada día.

Una nutrición adecuada ayuda a reponer la energía, especialmente cuando se combina proteína, algo de grasa y fibra –como las barritas de cereales con miel o un  yogur con un puñado de nueces o frutos secos. Los hidratos de carbono proporcionan una rápida descarga de energía, las proteínas mantienen los niveles de energía altos, y la grasa hace que la energía dure más tiempo. 

5. Échate una siesta corta

No descartes las siestas como vía de recarga. Una siestecita es, en realidad, fantástica –si no padeces de insomnio. Así que, si no tienes problemas para dormir por la noche, una rápida cabezada puede ayudarte con el bajón energético de media tarde. ¡Ten cuidado y no duermas demasiado! La duración de la siesta determinará como te vas a sentir. Unos 20 minutos sientan bien, pero si dura más, te despertarás sintiéndote fatal.

No lo dudes, usa las zonas más tranquilas de gotowork para tener una siesta, cuando los ojos te pesen tanto que no puedas mantenerlos abiertos; ó encuentra un lugar tranquilo y echa una cabezadita.  Trabajas para tí mismo, nadie te está vigilando. Eso sí, recuerda que 20 minutos debe ser el máximo.

6. Clases de yoga en el espacio

¿Hay salas libres en gotowork? ¿Que tal aprovechar el gimnasio para esto?  Una buena idea puede ser contratar con otros coworkers, un profesor de yoga, y organizar clases en las tardes.

El yoga es un ejercicio meditativo que centra la mente y relaja el cuerpo. Una de las maneras más sencillas con las que el yoga aumenta tu energía es a través de la respiración profunda. Los ejercicios respiratorios de yoga reducen el estrés y liberan la mente. Inhalar y exhalar profundamente conducen a la calma y a la estimulación del sistema nervioso generando más energía. 45 minutos diarios son suficientes para recargarte. gotowork también esta disponible para aquellos que quieren equilibrar trabajo con ejercicios de concentración.

¿Cómo lograr un crecimiento empresarial colaborativo?

Es definitivo: la forma de crear empresas está cambiando. Anteriormente, la primera decisión que tomaba un empresario al iniciar su negocio era alquilar una oficina, instalar una línea telefónica y contratar una secretaria. 
Hoy, los emprendedores prefieren definir y validar sus modelos de negocio antes de embarcarse en costos fijos de larga duración, que no garantizan el crecimiento empresarial.  


Según cifras de la Cámara de Comercio de Manizales, el 40% de empresas de la ciudad son empresas de servicios, que no requieren de grandes espacios físicos para operar. 


De esas, casi 2.000 empresas operan negocios relacionados con la economía naranja, es decir, desarrollan productos y servicios basados en el talento de su equipo de trabajo y en creaciones basadas en el conocimiento, como el diseño visual y desarrollo de software, aplicaciones y contenidos digitales, entre otras actividades.

Costos de oficina, un reto

Sin embargo, estas empresas comienzan operando desde las bibliotecas de las universidades, los cafés de la ciudad y en algunos casos desde los garajes de casas, para tratar de esquivar los altos costos de operar una oficina. 
Esto ocurre porque los emprendedores y empresarios de la industria de los intangibles no encuentran flexibilidad al momento de contratar un espacio de trabajo y se ven enfrentados a la decisión de contratar mínimo un año de alquiler de oficina, con un plan de permanencia en internet, servicios públicos, aseo, cafetería, seguridad y administración. 


Lo anterior se suma a la dotación de mobiliario, equipos de impresión, dotación para la cafetería, seguridad y otras inversiones iniciales que requiere tener una oficina “decente”.


Una solución colaborativa

Para superar estas limitaciones que tienen los emprendedores en la creación y crecimiento de empresas se está consolidando en el mundo un modelo de negocio que facilita el proceso para emprendedores y empresarios.
Se trata de los espacios de coworking, un servicio de oficinas compartidas y espacios de relacionamiento y colaboración que no ata a los empresarios a contratos de largo plazo y que facilita el crecimiento empresarial.  


Ya existen en el mundo más de 22.000 espacios de trabajo como estos disponibles para más de 2 millones de personas. En Colombia el modelo se está desarrollando desde hace dos años y ya cuenta con más de 10.000 coworkers en las ciudades más importantes del país.


Lo interesante de este modelo de trabajo colaborativo es que permite el uso de oficinas a un menor costo que el montaje de una oficina propia, con la ventaja de poder contratar los meses que se necesiten -desde uno en adelante- con todos los servicios incluidos, como internet, seguridad, aseo, cafetería, Impresiones, correspondencia, gimnasio o parqueadero de bicis.


Adicionalmente, permite el relacionamiento entre empresas de sectores y tamaños similares, lo que ayuda a apalancar el crecimiento de unas y otras, a través de la colaboración y el networking.


Coworking al alcance

Manizales no podía ser ajena a esta tendencia. Los indicadores de la ciudad en materia de competitividad y especialmente el ambiente de emprendimiento de alto potencial y economía naranja que se vive a diario han atraído a inversionistas y empresarios que quieren promover una cultura cowork en la ciudad.


Es por ello que nace Gotowork, como el primer espacio que ofrece de manera simultánea coworking y networking en espacios de trabajo en Manizales y Bogotá.


Por eso, estamos convocando a todos los empresarios y emprendedores de la ciudad a que consideren a Gotowork como el mejor espacio para hacer crecer sus empresas, al lado del mejor talento innovador de la ciudad y conectados con el mercado de Bogotá. Así podrán lograr un crecimiento empresarial real, a través de las ventas.


Gotowork complementa el ecosistema empresarial de Manizales y lo potencializa con oportunidades de negocios reales para sus miembros.