CARGANDO

Es definitivo: la forma de crear empresas está cambiando. Anteriormente, la primera decisión que tomaba un empresario al iniciar su negocio era alquilar una oficina, instalar una línea telefónica y contratar una secretaria. 
Hoy, los emprendedores prefieren definir y validar sus modelos de negocio antes de embarcarse en costos fijos de larga duración, que no garantizan el crecimiento empresarial.  


Según cifras de la Cámara de Comercio de Manizales, el 40% de empresas de la ciudad son empresas de servicios, que no requieren de grandes espacios físicos para operar. 


De esas, casi 2.000 empresas operan negocios relacionados con la economía naranja, es decir, desarrollan productos y servicios basados en el talento de su equipo de trabajo y en creaciones basadas en el conocimiento, como el diseño visual y desarrollo de software, aplicaciones y contenidos digitales, entre otras actividades.

Costos de oficina, un reto

Sin embargo, estas empresas comienzan operando desde las bibliotecas de las universidades, los cafés de la ciudad y en algunos casos desde los garajes de casas, para tratar de esquivar los altos costos de operar una oficina. 
Esto ocurre porque los emprendedores y empresarios de la industria de los intangibles no encuentran flexibilidad al momento de contratar un espacio de trabajo y se ven enfrentados a la decisión de contratar mínimo un año de alquiler de oficina, con un plan de permanencia en internet, servicios públicos, aseo, cafetería, seguridad y administración. 


Lo anterior se suma a la dotación de mobiliario, equipos de impresión, dotación para la cafetería, seguridad y otras inversiones iniciales que requiere tener una oficina “decente”.


Una solución colaborativa

Para superar estas limitaciones que tienen los emprendedores en la creación y crecimiento de empresas se está consolidando en el mundo un modelo de negocio que facilita el proceso para emprendedores y empresarios.
Se trata de los espacios de coworking, un servicio de oficinas compartidas y espacios de relacionamiento y colaboración que no ata a los empresarios a contratos de largo plazo y que facilita el crecimiento empresarial.  


Ya existen en el mundo más de 22.000 espacios de trabajo como estos disponibles para más de 2 millones de personas. En Colombia el modelo se está desarrollando desde hace dos años y ya cuenta con más de 10.000 coworkers en las ciudades más importantes del país.


Lo interesante de este modelo de trabajo colaborativo es que permite el uso de oficinas a un menor costo que el montaje de una oficina propia, con la ventaja de poder contratar los meses que se necesiten -desde uno en adelante- con todos los servicios incluidos, como internet, seguridad, aseo, cafetería, Impresiones, correspondencia, gimnasio o parqueadero de bicis.


Adicionalmente, permite el relacionamiento entre empresas de sectores y tamaños similares, lo que ayuda a apalancar el crecimiento de unas y otras, a través de la colaboración y el networking.


Coworking al alcance

Manizales no podía ser ajena a esta tendencia. Los indicadores de la ciudad en materia de competitividad y especialmente el ambiente de emprendimiento de alto potencial y economía naranja que se vive a diario han atraído a inversionistas y empresarios que quieren promover una cultura cowork en la ciudad.


Es por ello que nace Gotowork, como el primer espacio que ofrece de manera simultánea coworking y networking en espacios de trabajo en Manizales y Bogotá.


Por eso, estamos convocando a todos los empresarios y emprendedores de la ciudad a que consideren a Gotowork como el mejor espacio para hacer crecer sus empresas, al lado del mejor talento innovador de la ciudad y conectados con el mercado de Bogotá. Así podrán lograr un crecimiento empresarial real, a través de las ventas.


Gotowork complementa el ecosistema empresarial de Manizales y lo potencializa con oportunidades de negocios reales para sus miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *